La Cripta Güell

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2005, la iglesia de la Colonia Güell es una de las obras fundamentales de Antoni Gaudí.

La Colonia Güell era una colonia textil donde el arquitecto Antoni Gaudí proyectó una gran iglesia, de la que finalmente, por problemas económicos, solo se acabaron la cripta y el pórtico de entrada, entre los años 1908 y 1914.

Ello no ha impedido que esté considerada una de sus obras más importantes por su complejidad: la cripta está enganchada a la montaña por la parte del altar mayor, contiene cinco naves (una central y dos a cada lado) y está construida con piedra basáltica, que le da un aspecto antiguo.

En el interior encontramos cuatro columnas irregulares que rodean el altar, situado en el centro. Las vidrieras tienen un diseño abstracto en forma de cruz y se funden con el hierro de las ventanas, también irregulares. En la puerta de entrada una composición de cerámica representa las cuatro virtudes cardinales.Todo ello combinado con los colores terrosos, la multiplicidad de formas de inspiración natural integradas con el paisaje exterior, el diálogo con el espacio y con la naturaleza, y el fuerte simbolismo, hacen de la cripta una especie de cueva mágica y, al mismo tiempo, natural y artificial, donde Gaudí probó muchas de las ideas que después incorporaría a la Sagrada Família.

La Colonia Güell, declarada Bien de Interés Cultural, es una muestra de la innovación del siglo XIX en uno de los complejos industriales más grandes de Catalunya en el que se trabajaba, se vivía y se aprendía.En la Colonia Güell se puede visitar la Iglesia-cripta, el tesoro más escondido de Gaudí en la que el genial arquitecto experimentó por primera vez con muchas de las soluciones arquitectónicas que más tarde emplearía profundamente. La cripta fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2005.

 

Alojamiento: Casas de turismo rural en la provincia de Barcelona

 

x

Busca tu alojamiento rural por provincia